Después de varios años enseñando yoga a personas de todas las edades – niños, adolescentes, adultos, embarazadas, mamás y bebés, personas mayores – y liberando mi voz à través del canto de mantras y canto intuitivo, descubrí el poder de liberación y sanación de expresarse de forma intuitiva. Cuando uno se expresa con cuerpo y voz sin esfuerzo, se produce una sensación de bienestar que viene del hecho que el alma está fluyendo sin que la mente o las emociones le bloquean. Porque toda contracción en tu cuerpo, mente y voz, es el resultado de una sobrecarga mental y emocional, que impide a tu alma fluir naturalmente en todo lo que haces. Cuando paras de identificarte con tu mente y emociones, y les reconoces como catalizadores de autoconocimiento y crecimiento, y te dejas ser y expresarte tal como eres, empiezas a abrirte a lo que de verdad eres : luz.

Como nació la idea de crear báilame el alma ?

Al acompañar mujeres embarazadas, quién, de uno no podían hacer movimientos fuertes a medida que avanzaban en el embarazo, y de dos que tenían mucha dificultad por la mayoridad a soltar el control y parar su ritmo acelerado de vida, me salió mucha creatividad en mis clases para ayudarles a soltar el control en preparación al parto a través de movimientos de yoga, baile, y canto intuitivos.

Y un día, vino a participar a mi clase la directora de la escuela donde enseñaba, y me dijo que tendría que ofrecer eso a todas las mujeres, porqué a muchos nos ayudaría a conectar con nuestra feminidad y creatividad interior y liberar nuestras voces, que muchas tenemos bloqueada. Yo misma, te cuento que hace solamente 3 años que volví a cantar – de niña cantaba todo el tiempo sin ninguna timidez – y un año que me siento muy cómoda con mi voz y incluso canto en voz alta en la calle cuando se me da la ganas.

Una de las cosas que también inspiró la creación de báilame el alma es observando en mis clases de yoga para niños cómo ellos ya fluyen con la vida. Cuando les enseñaba yoga, ellos me enseñaban a soltar el control de cómo tienen que ser o hacerse las cosas. En definitiva, nunca hice una clase con los niños tal como la había preparado, y me enseñó lo que sería después mi forma de trabajar. Esta filosofía y incluso la manera que jugaba con ellos en clase de yoga, es la misma manera en la cual acompaño las mujeres: creo una dinámica desde ellas y por ellas.

Así que hace poco tiempo, me imaginé un espacio en el cual acompañar a mujeres en las diferentes etapas de sus vidas con varias herramientas experimentadas a lo largo de los años con todos mis alumnos pequeños y grandes. Y nació báilame el alma.

En final, me dí cuenta que anhelemos todos a expresar libremente quién somos, y más aún nosotras mujeres que hemos integrado que tenemos que comportarnos o ser de una forma específica para ser mujer, cuando en realidad no hay una sola forma de expresar su feminidad sino tantas formas como hay de mujeres en el mundo.

Así que en definitiva, las sesiones de báilame el alma tienen como intención de invitarte a fluir con tus procesos de vida, para que, lo espero, cuando salgas de clase incorporas esas herramientas – que en realidad eres tu fluyendo con tu creatividad, voz y feminidad – en tu día a día.

Báilame el alma es la expresión de tu ser fluyendo. 

Con ganas de verte en las próximas sesiones que organizo en Janacasaresyoga, C/ Girona, 166, entresuelo 3era, de las 11h00 a las 12h30 en Barcelona :

7/12/2019 – todas las mujeres.

13/12/2019 – mamás y bebés.

Precio de lanzamiento : 12€. Contacta conmigo para reservar tu sitio.

Con amor,

Virginie.